6 de junio de 2019

Paciente espera

imagen de la web


El casero tenía cierta idea acerca de su viejo reloj; ese que colgaba sobre la pared en la chimenea, creía que llamaba tanto la atención en todo momento al entrar o salir de la sala por el solo hecho de haber pertenecido al abuelo.
Un vaivén paciente y rítmico de su péndulo, una  caratula antigua que pareciera sonreír gentilmente; adoraba tanto a esa reliquia familiar.

Más no sabía que la sonrisa era meramente sarcástica, burlona y de advertencia.
Cada ir y venir del péndulo significaba una pala de tierra extraída de aquel agujero destinado a su persona; la paciencia se debía porque el reloj conocía lo perfecto de su tiempo y llegaría el momento en que aquella tumba estuviese lista.

Sería ese el día, se detendría para su dueño, más no para los demás.
Continuaría su paciente labor preparando una próxima tumba y que sería para el siguiente miembro de la familia. 

Xavier H.©





12 de mayo de 2019

Aventura en alta mar






- ¡Venga marineros! -
- ¡No detendremos marcha! -
- surcaremos el océano entero hasta encontrar la isla encantada -…
Era la voz del capitán con dotes de líder instruyendo a la tripulación; navegar sin detenerse, enfrentar  cualquier embarcación enemiga, vencer todo impedimento que les evitara llegar. Sus órdenes tajantes, no permitir a ningún enemigo encontrar aquella codiciada isla.
Nadie la conocía aun, pero era fuerte el rumor de la leyenda en todos los puertos, se decía que existían galeones hundidos a su alrededor conteniendo preciados botines valiosos en oro.

5 de mayo de 2019

Íntimo

                                                                                    Imagen de la web




Hay cosas que ni el viento conoce de mí, se las he ocultado en la oscuridad de la noche, en la dimensión de los sueños. No todos mis cantos ha escuchado la luna, algunos los pregono en la memoria misma, fingiendo que en nada pienso. Hay cosas que vivo para mí en la misma soledad, refugio de los momentos como barca solitaria en el viejo muelle atada entre tablas. 

29 de abril de 2018

Viejos tiempos



Estuve leyendo aquellas viejas cartas sin dudar que a mi llegaría la añoranza con ese típico aroma que da el tiempo a las cosas que se guardan por décadas. Me asaltaron los recuerdos en aquellas líneas leídas que a las mías respondían sobre papel de libreta escolar.
Inevitable servir una copa de tinto, inevitable poner aquel disco de acetato; las cosas cambiaron, el tiempo transcurrió más no las emociones ni los sentidos.

Delimitada nuestra cercanía por la distancia que solo me reconforta una copa de vino con una vieja melodía, himno de nuestra historia.

Sé que la escuchas también cuando tu pensamiento me llama obligado a recordar los mismos anécdotas alojados dentro de nuestro ser como tatuajes perpetuos indelebles.

No sé cuántas veces he repetido la canción, es como poner leños a la chimenea y mantener vivo el fuego que da calor; es que cada estrofa tiene tanto sentido, habla tanto de lo que fuimos, que repetirla mantiene avivado y fresco cada detalle conque vivíamos nuestro amor.

Ahora comprendo aquello de los amores imposibles donde se entrega todo, se apuesta el alma sin reservas y al final solo se resume en lo que la mente guarda de aquella historia.

Una vieja melodía para dos y unas cartas que huelen a añoranza fueron factor en una tarde de lluvia para escribir mis memorias sin letras, no esta vez como suele ser.

El recordar a detalle cada momento fue suficiente para plasmar en la mente aquella época vivida en un amor de juventud.

Xavier H.©

28 de diciembre de 2017

Cartas simuladas






En algún momento todos encuentran un pero a el trabajo, el mio no era excepción, el único gusto que le tenía era solo por pasarla en las calles a diario. Siempre creí que caminar era bueno para la salud; pretexto para no dejar de fumar mientras oxigenara los pulmones.
Además, ese regordete mal humorado que tenía por jefe me aumentaba las ganas de tomarle sabor a estar fuera, nada era mejor que andar por las calles sin tener que soportarlo todo el día en la oficina de correos.
Trazar una ruta me facilitaba la actividad y casi siempre comenzaba por las zonas alejadas, comúnmente los vecindarios dejando al final la correspondencia que era enviada a oficinas y comercios céntricos de la ciudad. Me deleitaba mirar aparadores de calzado, trajes de moda y todo aquello que se mantenía decorado detrás de los cristales, no se porque tenia gusto por los escaparates; quizá se debía a que siempre fui atraído por el diseño, no entiendo porque no estudié arquitectura o decoración.

25 de noviembre de 2017

Negros relatos







Tres millones de personas llevan todos los dias
un arma corta cargada en Estados Unidos y
nueve millones la llevan por lo menos una vez
al mes. La razón principal de ir armados es la
protección personal según informe publicado 
en el American Journal of public Health.








        El diablo tiene cara de humano y
        la muerte siempre le acompaña 
        a todos lados con un saco a la espalda. 
        Uno tienta y el otro carga...






Relato 1


Texas (Estados Unidos)
Día de acción de gracias, cuarto jueves del mes de noviembre como cada año. Un día de unidad familiar para agradecer y compartir con los seres queridos; entre cena donde el menú siempre será el típico pavo y las actividades compartidas en familia.

16 de noviembre de 2017

La otra dimensión



Del bosque oscuro vendrá el viento y te susurrara un secreto mira al interior de tu espejo; 
que la revelación tomara forma.
El lago de agua clara será la fuente de sanación y purificación pero bajo de los árboles
más altos habrá arenas movedizas con fuego dentro, donde se condena a los desobedientes.
Un colibrí con plumaje de quetzal será tu guia, no lo pierdas de vista, porque sino un ave 
oscura usurpara su misión y en las arenas podrás caer.